Las dos caras del Big Data

Las 2 caras del Big Data

Fuente: Fotolia

Cuando escuchamos la palabra “Datos” pensamos en positivo y negativo al mismo tiempo. Es una palabra que tiene ese efecto sobre todos nosotros porque sabemos que nos puede brindar enormes posibilidades con su explotación, pero a la vez su mantenimiento, procesamiento y analítica nos puede traer enormes dolores de cabeza. Es cierto, es una palabra que provoca divergencia y sentimientos encontrados. Os contaremos dos historias míticas que reflejan el lado negativo y positivo de contar con grandes cantidades de datos y que podemos considerar parte de los antecedentes del Big Data.

Datos en negativo: la sobrecarga de información

 

¿Cuándo comienza la sobrecarga de información?

 

1880_census_EEUU_wikipedia

Fuente: Wikipedia

Un ejemplo de referencia para hablar de sobrecarga de información y los problemas que genera es el censo de los EE.UU. En EE.UU. existe desde hace tiempo la obligación constitucional de hacer un censo de población cada diez años. En 1880, debido al aumento de su población, EE.UU. tardó siete años en contabilizar su censo y la estimación de resultados del siguiente censo de 1890 era de más de diez años debido al continuo incremento del volumen de datos. Esta gran cantidad de datos a procesar impedía cumplir con la obligación constitucional.

¿Cuál fue la primera solución a este problema de procesamiento de grandes datos?

 

Herman_Hollerith_maquina_tabuladora

Fuente: United States Census Bureau

Hermann Hollerith, ingeniero y estadístico de la Oficina del Censo de EEUU, se propuso agilizar el procesamiento de datos e ideó una manera de codificar las preguntas del censo en tarjetas perforadas que podían ser leídas por una máquina. La máquina de Hollerith realizó el censo de los Estados Unidos de 1890 y quedó terminado en dos años y medio. Todo un éxito que sirvió a Hollerith para fundar una empresa que años más tarde se conocería con el nombre de IBM. Aunque hayan pasado 125 años, el censo de EEUU en 1890 puede considerarse como un ejemplo de “big data” que se solucionó desarrollando la tecnología adecuada.

Datos en positivo: las posibilidades que brinda el análisis de gran cantidad de datos

 

Existen numerosos  ejemplos de la necesidad de disponer de datos adecuados, pero de todos hemos seleccionado uno que mezcla la historia que cuentan los datos con el deporte. Un claro ejemplo del lado positivo de los datos.
moneyball_film

Fuente: IMDb

En la película Moneyball, basada en la historia real descrita en la novela Moneyball: the art of winning an unfair game por Michael Lewis, Brad Pitt interpreta a Billy Beane, gerente de uno de los equipos de béisbol de las grandes ligas norteamericanas (los Oakland Athletics). Tras una desastrosa serie de derrotas y de perder a los mejores jugadores del equipo Billy decidió adoptar una estrategia completamente novedosa y radical para devolver la competitividad al equipo durante la temporada de 2002: confiar las decisiones deportivas al análisis de la gran cantidad de datos estadísticos recopilados sobre la liga de béisbol y sus jugadores. Como resultado, los Oakland Athletics tomaron decisiones acertadas acerca de qué jugadores debían fichar y formaron un equipo que llevó a la institución a establecer uno de los mejores registros ganadores en la historia de la liga.

Esta pequeña historia nos da un ejemplo de la gran importancia que tiene el uso de los datos en nuestra vida, y más hoy en día, que toda actividad que realizamos produce datos. De hecho, el uso de diferentes dispositivos tecnológicos en nuestra vida diaria, junto con la proliferación de todo tipo de sensores, hace que vivamos un auténtico proceso de “datificación” desconocido hasta la fecha.

 

¿Quieres saber más acerca del término datificación y Big Data? Tienes la respuesta aquí.

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario